Publicado: 15 de Octubre de 2018 a las 17:43

Como ya saben muchos de los que me siguen desde hace años, Javi se va haciendo grande. Muchos de ustedes lo conocen virtualmente de fotos que a veces cuelgo desde que era prácticamente un bebé. Me hace mucha gracia cuando nos cruzamos con muchos de ustedes por la calle y lo saludan o le dicen hala Madrid, y es que… en cierta manera, a través de las redes hemos creado una comunidad virtual en la que muchos nos vamos conociendo.

Bueno, como les iba diciendo, Javi va teniendo una edad (9 cumple justamente el 30 de Diciembre), en la que poco a poco irá dejando el “mundo de Peter Pan” como yo lo llamo, e irá bajando de la nube de “nunca jamás” y enterándose de secretillos como que el ratoncito Pérez es su papá o mamá que esperaban a que se durmiera para escribirle una mini carta con letra de pluma, convertirla en un papiro y dejarla junto a su billetito bajo su almohada ja ja ja ja…. Personalmente creo que los papis lo pasamos mejor que ellos montando toda la parafernalia.

Este año ya mi hombrecito cumple 9 añitos. Varios de sus amigos conocen el secreto de los Reyes Magos, por lo que dudo mucho que llegue a las navidades en las que cumpla 10 sin  conocer el “gran secreto”. ¡¡Qué pena me da!! ¡Lo vive con tanta ilusión! Qué les voy a contar… sin son padres, tíos o tienen algún niño pequeño en su entorno me entenderán.

¡¡¡Madre mía a la de preguntas que me voy a exponer ese día!!! “Pero… ¿y la campana de Papá Noel”?; era tu abuelo; “¿Y las notas de los reyes magos?” Yo y mi caligrafía; “Y las luces y la voz de Gaspar diciéndole a Baltasar que no se comiera todas las galletas?”, una aplicación del móvil etc, etc, etc… ¡Buff..! Al principio se quedará con la boca abierta pero seguro que luego no pararemos de reírnos porque mira que hemos hecho cosas…

Lo que me consuela, es que en mi caso, a pesar de recordar el día que me enteré del “gran secreto” como un golpe a mi mundo de fantasías, sigo viviendo el día de reyes como una niña chica. Quizás no tanto la noche de reyes como la navidad en sí, y ese va a ser mi nuevo propósito. Que aprenda a disfrutar de la navidad como época en familia, reuniones, ilusiones, año nuevo y en donde recibir regalos también como resultado de su comportamiento, compromiso y responsabilidad acorde a su edad ¡POR QUÉ NO!

¿Cómo pasan las etapas verdad?

Parece que son ellos los únicos que tienen que aprender, en este caso, “a ir progresando” (madurar), y sin embargo, a los padres también nos toca una dosis de aprendizaje.  Aprender a pasar etapas y seguir manteniendo y transmitiéndoles ilusión por las cosas de diferente manera.

Tamara de la Rosa

Twitter: @tamarareinventa

Instagram:@tamarareinventa

Facebook: @reinventatetamara