Publicado: 16 de Enero de 2018 a las 09:24

Últimamente leo mucho sobre la palabra narcisista por las redes sociales. Parece que si cuelgas un selfie, fotos de lo que haces un fin de semana o, simplemente uno de estos post que están de moda donde pone: “I love me”, ya padeces este trastorno. La verdad, que torpeza la mía. Me pregunto ¿para qué habré estudiado una carrera de 5 años si con solo entrar en cualquier red social puedo analizar perfectamente el perfil de alguien incluso, hasta dar un diagnóstico.? ;)

Es cierto que, absolutamente todos, tenemos determinados rasgos que coinciden con ciertos trastornos psicológicos, pero también es cierto que un trastorno no solo consta de un solo rasgo, sino de un conjunto de ellos.

Cuando hablamos del narcisismo estamos hablando de un trastorno de la personalidad donde quien lo padece tiene un patrón de grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía. Se sienten especiales, únicos y suelen ser pretenciosos y explotadores (se relacionan única y exclusivamente por conveniencia). Por lo tanto, etiquetar a alguien como una persona narcisista por una sola conducta, en este caso los selfies, me parece bastante cuestionable.

Además, es importante tener en cuenta que ciertos niveles de determinadas psicopatías, (en cantidades moderadas), no tienen porque ser negativo. Ciertos niveles de narcisismo, suficientes como para disfrutar de una autoestima regulada, de relaciones donde la empatía es lo que les une y no la utilización del otro, única y exclusivamente para beneficio propio, y donde uno se quiera y respete así mismo (no significa creerse por encima de otros), no es negativo. Por lo tanto, tener ciertos rasgos de algún trastorno no implica que lo padezcas, de la misma manera que, a pesar que la tristeza es una sintomatología de la depresión, no todo el que está triste está deprimido.

Es verdad que el exceso de selfies, es una conducta típica de una persona narcisista por esa necesidad de aprobación y admiración, pero también se puede hacer un selfie una persona por cuestiones laborales utilizándolos como promoción, o simplemente por pura diversión y porque le gusta, ya que esto de auto-fotografiarse y compartirlo en las redes, ahora mismo es una tendencia que a unos les gustará más y a otros les gustará menos. ¿Qué mejora la autoestima cuando cuelgas una foto a la que le dan muchos “me gusta”? Pues claro que es reforzante. A todos nos gusta que otros nos digan que nos ven atractivos, guapos y con buena imagen, pero eso no quiere decir que todos los que cuelguen un selfie lo hagan porque tiene la autoestima mermada y buscando este refuerzo. Compartir momentos felices o importantes con otros no es negativo, y teniendo en cuenta que si eres activo en las redes, tienes contacto casi diario con muchos de tus seguidores, menos negativo y extraño es.

No cabe duda que desde el punto de vista profesional, lo que una persona cuelga en las redes o el tiempo que dedica a estas es un factor a tener en cuenta,  pero no es determinante como para sacar una conclusión inmediata y mucho menos un diagnóstico, ya que en las redes cualquiera puede vender una imagen de si mismo que no corresponde con la realidad. Si a consulta viene un padre comentándome que su hijo de 17 años no hace otra cosa que estar encerrado en su habitación conectado a todas horas con las redes sociales, lógicamente habría que indagar porque ese menor no lleva una vida social acorde a su edad y descartar o confirmar que no hay problemas a la hora de sociabilizarse con otros refugiándose en el mundo virtual como medio, por tener cierto temor al contacto directo con otro. Nos puede servir de ayuda para orientar nuestra labor, pero no para concluir.

Por lo tanto, TENER CIERTOS NIVELES DE NARCISISMO, NO ES NEGATIVO. El problema es que quien aplica este término a alguien, lo hace englobándolo en un conjunto de rasgos de un tipo de trastorno de personalidad que no es positivo. ¿Lo recomendable? APRENDER A PERMITIR SER.

Tamara de la Rosa

Instagram y Twitter: @tamarareinventa

Facebook:@reinventatetamara