Publicado: 19 de Marzo de 2019 a las 09:21

¿Qué es ser padre? ¿Basta solo con poner la semilla sin más? Por supuesto que no. Padre es esa persona te muestra cariño, amor, que te regala gran parte de su tiempo, que te dice lo que está bien y lo que está mal. Que te premia cuando lo haces bien y te regaña cuando lo haces mal.

 Padre es quien se no se preocupa, sino se OCUPA de enseñarte a ser una persona de bien para no preocuparse cuando no dependas de él. Un buen padre es quien juega como niño que eres a la vez que te prepara para la vida. 

 Cuando eres pequeño, crees que ser padre es fácil. 

 Cuando eres adolescente, crees que es una persona egoísta que no te entiende y que sólo quiere fastidiarte. 

 Cuando eres adulto y sobre todo, cuando te haces padre o madre es cuando entiendes tantas cosas... Esas caras de descompuesto que uno no entendía cuando le ponían un castigo. Ahora es cuando uno entiende que nos duele más a los padres quitarle algo que le satisface que a ellos mismos. Esa preocupación cuando te decían una hora de llegada y tú no veías como alarmante llegar dos horas más tarde sin avisar. No entendías el enfado desproporcionado y mucho menos el castigo. "Están locos, solo quieren fastidiarme". Y es que está claro que no puedes escupir al cielo porque, disculpen la expresión, pero te cae el "pollo" encima. Yo ahora me pongo en esa situación y me pregunto: "¿tendré yo tanta paciencia?" 

 Aprovecho un día como hoy "EL DÍA DEL PADRE" para felicitar al mío. Un hombre, que no es porque sea mi padre, quien lo conoce puede confirmarlo, pero se trata de un gran hombre lleno de buenos valores, extremadamente generoso, leal hasta las trancas, sincero, honesto, con las habilidades suficientes como para no callar cuando cree que tiene que hablar, pero siempre desde el respeto y la educación. Una persona que sabe escuchar, que sabe lo que decirte en cada momento, que te hace reflexionar, que me ha empujado a ser quien yo quería ser ayudándome a enfrentarme a muchos miedos, que me ha dejado caer pero siempre con su mano a mi lado para poder levantarme. Una persona con temperamento y con carácter que defiende lo que le parece justo y que logra lo que se propone. Una persona que cree en el poder que tiene la mente y todo lo que uno puede conseguir haciendo un buen uso de ella. Una persona con ganas de vivir, con ganas de disfrutar. Una persona que se siente afortunado simplemente por levantarse con vida cada mañana. Una persona con un sentido común que le facilita la forma de ver la vida. Una persona deportista y sana pero sobre todo, una persona muy familiar con todos pero donde indiscutiblemente su mujer y su hija (yo) sabemos que tenemos un lugar muy especial. 

 A día de hoy sigo preguntándole mis dudas, apoyándome en él en muchísimas de mis decisiones. GRACIAS PAPÁ por estar ahí. He tenido la suerte de tenerte y me enorgullece tanto... Gracias por nunca decirme lo que quiero oír sino lo que me puede ayudar. No sabes lo que me gusta que mi hijo pase tiempo contigo porque cada vez que lo haces, veo que sigues como siempre. Me cuenta lo que hicieron y las historia que le contaste y SIEMPRE hay una lección que él no se está dando cuenta que está aprendiendo pero yo si. Una lección cargadas de valores, de auto-respeto y de educación. Muchísimas gracias papá. 

En fin, gracias por tanto... 

 Te quiero muchísimo. 

 Tamara de la Rosa