Publicado: 27 de Diciembre de 2017 a las 12:56

Se habla mucho de la “depresión navideña” y aunque no existe ningún diagnóstico con este nombre, si es cierto que son muchas las personas que en esta época del año, siente un deterioro en el estado de ánimo.

Esto puede deberse a diferentes motivos:

1. La navidad es una época de celebraciones, tradiciones, reuniones familiares y magia para los más pequeños. Época donde parece que aumenta la sensibilización, la generosidad… Todo esto nos hace estar con las emociones más a flor de piel, tener más presentes las ausencias y que el sentimiento predominante sea el de tristeza.

CONSEJO 1:Dale normalidad a la situación. No debemos hacer como si nada hubiera pasado. Echamos de menos a alguien, y no pasa nada por ello. Recuerda que celebrar la Navidad no significa olvidar a quien no está. Significa aceptar que no está y recordarle, pero seguir viviendo y disfrutando de quien, hoy por hoy, sigue estando.

2. Con las navidades, cerramos también un año y la gran mayoría de personas tienden a hacer un balance respecto al año anterior. Si en ese balance tomas consciencia que tú situación no ha mejorado y que incluso, ha empeorado respencto al año anterior, es normal que tu estado de ánimo se desestabilice.

CONSEJO 2: Te recomiendo que empieces a hacer los balances más a menudo a lo largo del año. Solo de esa manera podrás ir cambiando lo que no te satisface antes de que sea tarde, o antes de que el dolor se convierta en sufrimiento.Deja de pensar lo mal que te ha ido este año y gasta toda tu energía en imaginar como quieres que sea el que entra.

3. Por la presión social y mediática de que en Navidades TODOS tenemos que SER FELICES. ¡Que estupidez más grande!No “tenemos” porque estar felices simplemente por ser navidad.

CONSEJO 3:Acaba con ese pensamiento autoexigente porque de lo contrario aparecerá la frustración.Nuestro estado de ánimo dependerá de nuestra situación y nuestras experiencias. Esperar que en navidad todo cambie y sea diferente está bien, pero no siempre es posible. Si estás pasando por un mal momento, por entrar en el mes de Diciembre, no van a desaparecer tus problemas. Desaparecerán cuando hagas algo por eliminarlos y cuando pase el tiempo correspondiente.

4. CONSEJO 4: Observa la situación desde fuera. Se trata de un mes más, de una simple fecha en el calendario, de unas fiestas que a unos les gustará pero que no quiere decir que tú tengas que sentir lo mismo. De la misma manera que en Semana Santa no todo el mundo va a esquiar aun habiendo nieve o, igual que en Carnavales (fecha que muchos viven con emoción y otros huyen de estas). Intenta aceptar tu realidad y aprovechar las fiestas para desconectar un poco del día a día. Cuando se acaben estas fechas todo seguirá igual.

En la mayoría de los casos se trata de un bajón importante pero temporal, sin embargo, tampoco debemos subestimar este estado depresivo y lo mejor es combatirlo con actitud positiva pero sobre todo, realista. ¡¡¡Buena tarde!!!

Tamara de la Rosa.

Instagram y Twitter Tamarareinventa: