Hoy, 5 de Octubre, Día Europeo de la Depresión. Trastorno del estado de ánimo que afecta la calidad de vida de una persona tanto a nivel social como físico.

Tristeza, apatía, falta de energía, desilusión, insomnio y cambios en los hábitos alimenticios, son algunos de los síntomas que aparecen con este trastorno. Una persona que sufre depresión está dominada por un pensamiento catastrofista que le convence de no existir ninguna solución para mejorar la situación en la que se encuentra. Tanto es así, que aparece la desesperanza. Es parecido a estar al borde de un precipicio, tener la sensación de resbalar y no pode hacer nada por no caer. Por esto, quien padece este trastorno puede llegar a perder la ilusión por todo, incluso por lo que hasta ese momento ha sido lo más importante de su vida (familia, trabajo, deporte, amigos).

El primer paso para hacerle frente a la depresión, es ser consciente que no solo se trata de querer dejar atrás este trastorno, sino que, muchas veces, vamos a tener que esforzarnos aunque el cuerpo nos pida lo contrario. Fundamental, aceptar que tenemos un problema y comprometernos con el cambio. Y como en todo, para que se produzca un cambio, tendremos que involucrarnos.

1. Son muchos los que se sorprenden cuando acuden a terapia por depresión o sintomatología depresiva, y escuchan al terapeuta que una de las pautas a seguir (en casos de ser posible), es comenzar a practicar ejercicio físico. ¿Por qué un psicólogo recomienda ejercicio físico? Cuando una persona sufre depresión, tiene bajos niveles de serotonina (hormona que regula el estado de ánimo), y se ha demostrado que la práctica de ejercicio aumenta los niveles de esta hormona. La actividad física mejora nuestro estado de ánimo, tanto a nivel preventivo (disminuye el riesgo de sufrir depresión), como a nivel terapéutico para mejorar la sintomatología ya establecida y facilitar así, el trabajo a nivel cognitivo.

2. Ya que vas a pensar, piensa bien. El primer paso es identificar pensamientos catastrofistas, autoexigentes o cualquier tipo de pensamiento destructivo. Una vez que sepamos identificarlos nos resultará más sencillo poderlo sustituir por otro pensamiento alternativo saludable. Está demostrado que aunque se trate de pensamientos forzados, si los repetimos con convicción, también influyen sobre nuestras emociones. Recuerda que todo lo que te dices, se transforma en tu pensamiento. Por lo tanto, trátate con el cariño que mereces, y con el que seguramente tratas a los demás. Los masajes relajantes proporcionan una sensación de placer ayudando a equilibrar los niveles de serotonina, sobre todo, después de situaciones de estrés o agotamiento físico y mental. Es importantísimo que encuentres un “por qué” (un motivo) por el que hacer un esfuerzo cada día. Más palabras de aliento y menos saboteo a uno mismo.

3. Respirar bien ayuda a regular las funciones de nuestro cuerpo y favorece la relajación. Entrena la respiración abdominal. Practicar ejercicios de relajación, yoga o meditación facilita el equilibrio entre mente - cuerpo y logramos así, un mayor control sobre los pensamientos.

4. Aumenta la dosis de actividades que te hagan sentir bien. Si antes te gustaba hacer determinada actividad, seguramente ahora también, tan solo que tu inquilina (la depresión), tiene dormida esa parte de ti. Si no lo logras, busca cosas diferentes. Es una realidad, que a lo largo de la vida, tendremos que renovar las ilusiones más de una vez.

La depresión es un trastorno serio que deteriora tanto el sistema nervioso como el sistema inmunológico, afectando de manera significativa la calidad de vida de quien lo padece. Se ha comprobado, a través de estudios, que cuando una persona sufre depresión aparecen unas anomalías cerebrales que no se presentan cuando simplemente sentimos tristeza. Por lo tanto, en caso de estar viviendo un episodio depresivo y no saber o poder gestionarlo, debe ser tratado por un profesional. Quizás somos parte del problema, pero también de la solución.

Tamara de la Rosa

Twitter: @tamarareinventa

Instagram: tamarareinventa

Face:@reinventatetamara