Uno de los mejores recursos de nuestra mente para mantener la salud mental es la liberación de la Oxitocina. Una hormona que genera placer y felicidad y que no es necesario comprar porque la producimos de manera natural. Gracias a esta hormona aumenta el sentimiento de confianza, mejora la sociabilidad, inhibe la segregación de cortisol (hormona del estrés) por lo que reducirá niveles de ansiedad, preocupación y tensiones. Posee un potente efecto ansiolítico suficiente para compensar los efectos del estrés y servirá de ayuda ante sintomatología depresiva. Además la oxitocina reduce los niveles de colesterol y es el mejor protector del corazón ya que hace que trabaje de forma correcta y no en exceso. No debemos ignorar la importancia de generar esta hormona, ya que los momentos más felices de la vida suelen estar cargados de oxitocina.

¿Y cómo podemos segregar esta hormona, se manera sencilla, para facilitar el bienestar emocional?

1- Practica ejercicio: Ya no hablamos ni siquiera de ir al gimnasio. Caminar mínimo media hora al día a paso ligero haciendo que se acelere el ritmo cardiaco (no a modo paseo), al igual que montar en bici, bailar, etcétera, hace que el cerebro segregue oxitocina, apareciendo así la sensación de bienestar. Incluso cuando tenemos altos niveles de ira, se aconseja hacer esto mismo para que el efecto de la oxitocina contrarreste con las emociones de la ira. El enfado no va a desaparecer, pero si disminuirá la intensidad y conseguiremos estar en calma.

2- El poder de los abrazos: Siempre se ha dicho que el mejor ansiolítico es un buen abrazo. Pues  no hay nada de falso en esto. Se ha demostrado que el contacto físico, como son los abrazos (siempre que sean voluntarios y deseados) hace que se dispare los niveles de oxitocina y además, se produzcan cambios a nivel cerebral facilitando que se formen lazos de unión entre las personas. Así que ya sabes, no ahorres en abrazos.

3- Jugar con una mascota o acariciarla. La sensación placentera que produce acariciar una mascota, (siempre que te gusten), hace que se incremente el nivel de oxitocina.

4- Reír desinhibidamente. Incluso estando solo puedes soltar una carcajada. Todos tenemos momentos guardados en nuestro baúl de los recuerdos que tan solo venirnos a la cabeza nos sacan una sonrisa. Haz trabajar a tus neuronas y visualiza esa anécdota que nunca olvidarás de tanto que te reíste.

6- El sexo: Durante el orgasmo se ha comprobado que aumenta considerablemente el nivel de oxitocina en sangre.

7- Vitamina C: esta vitamina que se encuentra en frutas y verduras te ayudará a potenciar la síntesis de la hormona del bienestar.

8- Si te gusta la música no dudes en cantar en voz alta (siempre que puedas hacerlo). Cantar mejora el estado de ánimo porque libera oxitocina mitigando así sentimientos de depresión y soledad. Lógicamente, si estás pasando por un mal momento, escoge un estilo de música que te motive y te inspire. Nada de canciones dramáticas que las vivas como tuyas y te hundan en el dolor.

Lo cierto es que la “oxitocina” produce efectos en nuestro cerebro muy importantes de cara a conseguir cierta estabilidad emocional y combatir numerosos estados de ansiedad, fobias, estrés etcétera. Pequeñas acciones que de manera natural, nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo.

Tamara de la Rosa

Twitter: tamarareinventa

Instagram: tamarareinventa

Facebook: reinventatetamara





Publicado: 2 de Junio de 2017 a las 09:36