Ser exigente y crítico con uno mismo es beneficioso hasta que cruzamos los límites. Hoy te lo explico en La Opinión.

Publicado: 28 de Julio de 2016